...

Prefacio

Este blog es un almacén de entradas publicadas en mis blogs anteriores. Están colocadas sin orden cronológico ni relación entre ellas. La fecha de la primera publicación de muchas es anterior a la que aparece.

...

24 de septiembre de 2016

Mi jitensha en la ribera del Yodogawa



Leer más...

Turzo


Algún día tengo que volver a este solitario, casi zen, campo de amapolas de Turzo a tocar el shakuhachi y a comer el pan, el jamón y el queso que previamente habré comprado en "La Población", junto al pantano del Ebro.
Que no se me olvide.



Campo de amapolas en Turzo












Leer más...

Mi nueva tecno-tipografía Mikasonic




Tecno-tipografía Mikasonic















Leer más...

Fluctuaciones de intensidad en el campo magnético del bucle infinito


Voy a aprovechar que se están produciendo esporádicas fluctuaciones de intensidad en el campo magnético del  bucle infinito en el que estoy preso para, siempre que me sea posible, acercarme hasta esta isla con el doble objetivo de practicar el castellano puro, sin tener que mezclarle con japonés, inglés o lamadrequeloparió, y de paso liberar alguna de las muchas inquietudes que se apretujan en mi interior. Más que nada por dejar espacio para inquietudes nuevas o cualquier otro fenómeno endógeno que se presente.

De momento, ya que estoy aquí, voy a despresurizar un poco el contenedor.

Queridos compatriotas: 
no penséis que, porque vivo un poco lejos, no estoy al corriente del gallinero que me tenéis formado en España. De eso nada. De hecho, para que no se me escape detalle, tengo configurado el navegador de internet para que se abra con el periódico "El País", así que me conozco la película con pelos y señales. ¡Menudo espectáculo me estáis dando, guapos!. De todas formas, por supuesto que este guirigay político, económico y social que cubre el país como una espesa niebla, no me coge de nuevas. Cincuenta años de observaciones sobre el terreno, dan para hacerse una idea bastante aproximada de lo que está pasando y también para aventurar lo que puede pasar.

Como dijo el otro día el luchador borícua, Nate Diaz, tras vencer por sumisión; contra todo pronóstico (salvo el mío); en un combate de artes marciales mixtas, al bocazas de Conor Macgregor...

"I'm not surprised motherfuckers".

No veis, ya me encuentro mucho mejor.
Besos.








Leer más...

25 de junio de 2016

El mismo cantar


Como decía un gitano que entró una vez al Hotel Altamira a pedir, o más bien, a exigir, dinero y Chuchi no se lo dio, argumentando que en ese momento no estaba el jefe, y él, por propia iniciativa, no era nadie para meter mano en la caja.... "Siempre estamos con el mismo cantar; el mismo calamar"...contestó el muy caradura.

Ayer dije que no había estado muy inspirado a la hora de hacer fotos en el Yodogawa; pero dije eso porque aún no había tenido tiempo de escanear esta que publico aujour'hui...que me entusiasma. 

Siempre me pasan estas cosas por culpa de las prisas.

A ver si a partir de ahora tengo un poco más de rigor hombre. 

Aunque, para ser riguroso, soy consciente de que no puedo hacer esta promesa en firme. 

Las cosas como son.





Paisaje en la ribera del Yodogawa.
Paisaje en la ribera del Yodogawa. (Mikamatic Okinawa)
Leer más...

3 de mayo de 2016

Mame Ikeda


Mame Ikeda es ilustradora y diseñadora gráfica. Todavía es muy joven, pero está subiendo como la espuma. Su pintura es simple y humilde, con un sello típicamente japonés. Normalmente pinta comida con tizas de colores; aunque también toca otros temas. 
No lo digo porque estuviera trabajando con nosotros una temporada, pero su pintura es cojonuda.  Estos días ha estado exponiendo sus obras en una galería de Umeda y ha tenido mucho éxito; de lo cual nosotros nos alegramos muchísimo.
Antes de dejar nuestra panadería nos regaló un pequeño dibujo de un pan hecho con una tiza plateada que es una preciosidad.
¡Bravo Ikechan!




Leer más...

29 de abril de 2016

Batiburrillo


Aunque hoy comienza la "Golden week", Mika y yo hemos decidido no salir a ningún sitio y quedarnos en casa todo el día para descansar un poco y hacer algunas labores domésticas que teníamos por ahí pendientes. Entre otras cosas, yo voy a aprovechar para poner en el blog el resto de las fotos presentables de los dos últimos carretes. Un verdadero batiburrillo de temas y lugares que os comento con más detalle en los pies de foto. 




Una vista de Kobe. Los árboles del segundo término son ciruelos en flor; así que debí hacer esta foto a finales de febrero; que es cuando florecen los "ume" en Japón.

 Kobe.

Sakura 2015 en Osaka.

El monte Katsuragi sobre el valle de Gose en Nara.

Casa típica de Okinawa.

No recuerdo donde hice esta foto de un humilladero repleto de Ojizosamas.
En Colmenar viejo; el día que regresé a España después de cuatro años en Japón.

Un cardo borriquero en Colmenar.
Plantas de Gordolobo en Colmenar.

Plantas de Gordolobo y a su lado la sombra de la que soy propietario desde hace cincuenta y cuatro años.
Paisaje en las afueras de Colmenar viejo.
Sepúlveda.
 Desde niño tenía ganas de ir a conocer este pueblo de Segovia y por fin en este viaje, a última hora, decidí pegar un volantazo y desviarme para quitar el sincio.
Aquel día hacía un calor terrible y no salían ni las lagartijas, así que en la calle no había un alma, salvo un hombre que pintaba un óleo del pueblo refugiado bajo una sombrilla y yo. Al acercarme descubrí que aquel héroe era Lozano, el pintor de Torrelavega. ¡Qué alegría me dio verle!.
Allí charlamos un buen rato (sobre todo él) antes de despedirnos y regresar, él a su pintura extrema y yo a mis aventuras.

Una fuente de Sepúlveda.
Siempre me han gustado mucho estas pequeñas fuentes para beber y refrescarte que hay en todos los pueblos españoles, las cuales tienen un pequeño grifo de latón que puedes abrir y cerrar a tu antojo. Todo lo contrario que esas otras, presuntamente decorativas,  cuyo chorro imparable no tiene otra función que martillear el agua para que produzca ese soniquete monótono y continuo que la mayor parte de la gente considera tan agradable y relajante, pero que a mí me pone los nervios de punta. No se, tal vez por esa aversión que le he ido cogiendo a las cosas superfluas; y no hay nada más superfluo que una fuente de la que no se puede beber. Ya se que no está bien tener estas manías tan raras, pero creo que ya va siendo hora de poner las cartas boca arriba ¡diantre!. Además esta opinión la hago extensiva, tanto a aquellas fuentes de mármol u hormigón (según presupuesto) decoradas profusamente con querubines, motivos florales y demás adornos; como a esas otras más modernas diseñadas por el arquitecto más audaz del lugar. No hago distinciones. 

Un palomar cerca de Sepúlveda.
No tengo nada en contra de los palomares de Castilla. Al contrario. A mi padre le entusiasman, por tanto a mí también.

En el viaje de Madrid a Cantabria me desvíe varias veces de la ruta y estuve en muchos pueblos que aun no conocía; pero no recuerdo el nombre de ninguno de ellos. Siempre he sido muy malo para eso.  Como este de la foto que tiene todo el carácter luminoso, inconfundiblemente austero y puro de las aldeas castellanas.

No se donde hice esta foto de mi flor totémica; la zanahoria silvestre.

Unos cuantos bichos libando néctar, libre y gratuitamente, en unas flores de zanahoria.

La playa de Cóbreces con las huellas del tractor que no me dejó estudiar japonés aquel día de junio de 2015.

Y por último un servidor posando sin mucho garbo en no se que pueblo de Valderredible donde tampoco había estado nunca antes.
La fotografía la hizo mi padre; un señor llamado Julio Sanz Sáiz, y eso son palabras mayores compañeros.

...

Y esto es todo por hoy desde Osaka. 
Besos y abrazos a discrección.
Hasta pronto.









Leer más...

23 de abril de 2016

Gracias Verdana


Hoy hecho un par de cambios en el texto del blog. Lo primero fue separar un poco la distancia entre renglones para poder leer con más comodidad, pero no me gustaba mucho como quedaba de esta manera con la tipografía "Verdana", que es la que he usado siempre y sintiéndolo mucho me he visto obligado a sustituirla por esta otra "Trebuchet", que también me parece muy limpia y legible y es la que más me gusta de entre las opciones que ofrece blogger.

Ya aprovecho para enseñaros esta foto, 100% Castellana, que hice el año pasado en algún lugar de la provincia de Segovia.


Castilla. Junio 2015







Leer más...

17 de abril de 2016

Un baño en la playa de Luaña


Acabo de revelar el carrete que me quedaba con fotos de España. 
Me ha quedado un poco sobrerevelado, pero hay algunas fotos que me gustan mucho. Por ejemplo esta que hice en la playa de Luaña en Cóbreces una mañana de junio del año pasado, después de darme el baño que llevaba tanto tiempo esperando. 
Al salir del agua saqué los libros con la intención de estudiar un poco de japonés, pero llegó un tractor que se puso a limpiar la arena de la zona donde yo estaba y me arruinó el plan. Así que me vestí, hice un par de fotos y me fui con viento fresco.
No se puede tener todo.




Leer más...

13 de abril de 2016

Shinpuu


Como hoy estoy ya más tranquilo y vosotros no tenéis nada que hacer, os voy a presentar a "Shinpuu", el shakuhachi que me regaló Zou Zou el otro día. 
Le he hecho unas fotos con una cámara digital automática bastante vieja, así que no tienen ninguna calidad, pero sirven para que os hagáis a una idea de como es esta preciosidad de forma y proporciones absolutamente clásicas. 
Para vuestra información, hay shakuhachis de muchas medidas; desde 40 hasta 110 centímetros más o menos. Pero el shakuhachi prototípico, el que da nombre a todos los demás, tiene una longitud de 54.5 cm. que corresponden a 1.8 shakus (shaku-hachi). Esa es precisamente la medida de esta pocholada.
Es relativamente fácil de tocar, dentro de lo difícil que es tocar el shakuhachi. 
Tiene un sonido  precioso, ortodoxo y limpio; por eso le he llamado "Shinpuu" (Viento divino). Como aquel viento que envío Kamisama (Dios) para defender a Japón de la invasión de los mongoles. Aquel que destruyó en dos ocasiones a la armada invencible enviada por Kublai Khan para intentar someter a Japón a su gran imperio. El mismo viento que los militares japoneses, en la segunda guerra mundial, pretendieron que fueran los pilotos suicidas de la "unidad de ataque especial Shinpuu", (cuyos kanjis 神風, leyó algún militar americano equivocadamente en su lectura kunyomi "Kamikaze", cuando se deben leer en su lectura onyomi "Shinpuu"). Pero en esta ocasión Japón no se estaba defendiendo, si no atacando; seguramente por esto Kamisama no quiso saber nada del asunto. La misma razón por la que yo quiero que los kanjis de mi shakuhachi no se lean "Kamikaze" si no "Shinpuu".


Este es "Shinpuu" de cuerpo entero. En la foto no se aprecia su precioso color miel.






Está firmado con estos tres kanjis perfectamente legibles. Son: shimo (escarcha). kaze (viento) y tsukuru (hacer), pero no hemos encontrado ninguna información en internet. Una cosa rarísima. 
Seguiremos investigando.





La utaguchi (embocadura) es el tipo Kinko-ryu.






La parte inferior tiene un precioso remate de raíces al estilo tradicional.





Este shakuhachi es del tipo "Jiari"(con alma), un calibrado interior hecho con tierra y laca japonesa (urushi). El proceso de calibrado es lentísimo, por eso este tipo de shakuhachis son tan caros. Uno nuevo similar a este tiene un precio de alrededor de 2.500 euros.
El lacado puede ser rojo o negro. Como veis este está lacado en negro (kuro urushi).

...


Pues este es el shakuhachi del que estoy enamorado, pero no creáis que por eso me han dejado de gustar los que he hecho yo mismo eh!.
Otro día que tenga tiempo les hago unas fotos y os los enseño. Algunos son también muy bonitos, no os creáis.
Hasta otra.
Leer más...

3 de abril de 2016

Un año después



Hoy he revelado uno de aquellos dos carretes que había perdido y encontrado meses después en la funda de uno de mis shakuhachis, ¿oboeteru?.

A juzgar por las fotos, disparé este rollo a lo largo de cuatro o cinco meses. Desde diciembre de 2014 hasta mayo de 2015, creo yo; así que hay un buen surtido de temas y lugares.

Entre revelar y escanear ya he gastado todo el tiempo disponible, así que hoy solo subo esta primera foto que hice en un bosque de bambú cerca de Kizu, algunos kilómetros al norte de la ciudad de Nara. 
Recuerdo bien aquel día. Anduve unos 15 o 20 kilómetros por aquellos caminos desconocidos con un frío de muerte pero, ya me conocéis, sin ningún sufrimiento, en busca del take perfecto para hacer mis shakuhachis. 
Joder, otro día inolvidable. Creo que voy a necesitar una memoria externa para poder recordar tanto día inolvidable.  




Kizu no takebayashi.











Leer más...

2 de abril de 2016

Kyoto 2011

















Leer más...

13 de marzo de 2016

Autorretrato













Leer más...

6 de marzo de 2016

Mensaje en una botella


Mis dos yoes, el analógico y el virtual,  se encuentran atrapados en un bucle infinito del mundo tridimensional. Una secuencia diabólica que, al no encontrar su final, vuelve a empezar una y otra vez.
Tan pronto como pueda zafarme de su campo supergravitatorio regresaré a mi isla desierta, donde volveré a saltar y brincar como un loco por sus playas y bosques salvajes.
Cuando ocurrirá tal cosa...solo Kamisama lo sabe.

Besos, Marco.

PD. 
Seas quien seas, tú no eres el destinatario de este mensaje; así que, si me haces el favor, métele de nuevo en la botella y devuélvele al mar para que siga navegando. Gracias.









Leer más...

5 de enero de 2016

Solidarité



Mi solidaridad con los valientes de Charlie Hebdo.


¡Viva la inteligencia!,
¡muera la muerte!.















Leer más...

23 de noviembre de 2015

Lo último de "Mikamatic"






Movido por la más pura filantropía, le estoy dando los últimos retoques a mi última tecno-tipografía "Mikasonic, el espíritu del bosque", basada en el logotipo que he dibujado para mis shakuhachi del mismo nombre. Todo bajo licencia "Mikamatic", por supuesto.
Pronto estará en "Dafont" a disposición de los mejores diseñadores.












Leer más...

20 de noviembre de 2015

Kuromame












Leer más...

12 de noviembre de 2015














Leer más...